San agustin

SAN AGUSTÍN:

Conocimiento de la verdad. San Agustín tuvo paso por el maniqueismo(el bien y el mal),el escepticismo(la verdad no existe o es imposible conocerla,dudaben de ella) y el neoplatonísmo. Tras el paso por estas tres etapas, la filosofía de San Agustín consiste en una continua búsqueda de la verdad que nos guía en la práctica del bien para conseguir la felicidad. Esa verdad solo se encuentra en la fe cristiana. 
Para llegar a la verdad se puede acceder por dos caminos complementarios: 

La fe

(nos ayuda al conocimiento de lo inteligible y es impulsada por la gracia divina) 

La razón y la filosofía 

(ayudan a profundizar en el contenido de la fe y proclaman su credibilidad (creer para entender)).

Frente a los escépticos, afirmó que era posible lograr la certeza en el conocimiento de la verdad. Frente a los que dudaban de todo, San Agustín argumentó que el mismo echo de dudar, presupone que existo y no podría dudar si no existiera. 

 dos tipos de conocimiento: 

Conocimiento sensible: es el grado inferior del conocimiento y es producido por el alma para apreciar los cuerpos con los sentidos. 
Conocimiento racional: es el grado mas alto de conocimiento. 
Puede ser: inferior (se denomina ciencia y tiene por objeto las cosas sensibles y temporales) o superior (es la sabiduría, que es el verdadero conocimiento filosófico, y se ocupa de las verdades eternas, a las que se llega por iluminación divina).

Dios: 

Dios ocupa el puesto central del pensamiento de San Agustín porque en el se halla la verdad y la felicidad. San Agustín no elaboro pruebas sistemáticas ni racionales para probar la existencia de Dios, sino que argumentó: El orden y la belleza del mundo: solo Dios puede crear el universo. las verdades eternas de nuestra mente: solo pueden tener su origen en Dios. La esencia de Dios: San Agustín considera que todos los nombres que se atribuyen a Dios son insuficientes para conocer su esencia. El que mejor expresa su naturaleza es el que se dió el mismo “yo soy el que soy”. 

Atributos de Dios: 

Inmutable: 

sin cambio. 

Perfección pura: 

no se le puede añadir ni quitar nada. Bien sumo: bien sin restricción de donde procede todo bien creado. 

Absolutamente simple: 

en la esencia divina no hay composición ni partes. 

Uno y único: 

hay un solo Dios que es el principio de todas las cosas. 

La creación: 

Dios creó todo a partir de la nada, libremente. Las esencias de las cosas son como ejemplares o modelos en la mente divina antes de crearlas, por lo que la doctrina agustiniana sobre la creación se denomina ejemplarismo.


El ser humano:

Es creado por Dios y se compone de cuerpo y alma. El alma es espiritual (simple e indivisible) e inmortal (al no tener partes, no puede descomponerse ni corromperse).
San Agustín no dió respuesta al origen del alma. Oscilo entre dos posturas sin decidirse: 

El Creacionismo: 

Dios crea cada alma en la concepción del ser. 

El Traducionismo: 

Los padres generan el alma de la misma forma que engendran el nuevo ser. Con el creacionismo no entiende que Dios cree un alma manchada por el pecado y con el traducionismo no entiende que el alma sea espiritual.

El problema del mal y la libertad: ¿en qué consiste el mal?¿Por qué lo permite Dios? Tipos de mal:


Mal físico

(es el mal que sufre el hombre como consecuencia del pecado original y que procede de la justicia divina). 

Mal moral

(es el verdadero mal y consiste en la actuación voluntaria del hombre en contra de la ley de Dios). Procede de la libertad humana.
Dios lo permite, porque quiere nuestro libre albedrío, que el hombre pueda elegir el bien y amar a Dios para alcanzar la verdadera felicidad, o actuar en contra de la ley divina y convertirse en unos desgraciados. Si hay libertad, hay responsabilidad y entonces existe premio(cielo) o castigo(infierno),que son el resultado de la justicia que juzga nuestros actos libres.Sin libertad no habrá responsabilidad, ni justicia, ni moralidad. Dios nos dió libre albedrío para poder vivr rectamente, que consiste en seguir su camino, pero el libre albedrío también es la causa del pecado(el mal). La razón(capacidad humana de comprender la realidad),no puede ir en contra de la fe. El argumento de autoridad (textos biblicos) y la palabra de Dios son el criterio último de verdad. La fe nos hace entender todo: “creed para entender”.
Las dos ciudades San Agustín escribió la obra “la ciudad de Dios” con motivo de la caída de Roma. El sentido de esta obre no es de carácter político, sino religioso. Las dos ciudades se refieren a los principios opuestos que rigen la conducta humana:El amor a Dios y a la ley divina: esta conducta constituye la ciudad de Dios. El rechazo a Dios y a su ley: esta conducta constituye la ciudad terrena.
“La ciudad de Dios” consta de dos partes: primera:denuncia la incapacidad del paganismo para proporcionar felicidad. Segunda:compara las dos formas de vivir, las dos ciudades, y expone los acontecimientos históricos por los que se separan las dos ciudades que antes habían estado mezcladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>