Kant: filosofía, tipos de juicios, crítica de la razón pura, …

KANT:

Introducción

Según Kant la tradición tendió a promocionar la obediencia ciega: tanto por el poder político como por el religioso han exigido aceptación y sometimiento; en contra de esta situación, Kant solicitó libertad y razón: la razón debe ser siempre libre, pues solo la razón libre puede contribuir a disipar las nieblas culturales y a lograr la emancipación del género humano. Por tanto, la tarea principal de la filosofía debe consistir en promocionar la libertad, proporcionando a cada persona la posibilidad de pensar por sí misma. De acuerdo con este programa, la obra principal de Kant constituyó un profundo examen crítico de la razón con el que pretende establecer los fundamentos epistemológicos de la ciencia y del método científico, los límites del conocimiento científico y las relaciones de la razón y las ciencias con la religión, la ética y la metafísica.

Filosofía de Kant

La filosofía de Kant comienza con el periodo pre-crítico en el cual seguía los pasos de la filosofía racionalista de Leibniz y Wolff. Sin embargo, al leer el Tratado sobre la naturaleza humana de Hume nos dice que le despierta del sueño dogmático de la razón y le llevó a examinar las capacidades y pretensiones de la razón. Este sueño dogmático consiste en confiar ciegamente en las facultades cognoscitivas sin someterlas a una previa crítica de su propia capacidad. Es necesario, como tarea previa, someter a examen dichas facultades cognoscitivas con el fin de determinar el origen, el valor y el alcance de nuestros conocimientos. Como mantuvo que la religión debía poder ser justificada por la propia razón, concluyó afirmando que los límites de la razón sólo pueden ser establecidos por la propia razón y que el conocimiento encuentra sus límites en la experiencia; por tanto, la experiencia constituye el campo en cuyos ámbitos ha de desenvolverse el conocimiento y únicamente dentro de dicho campo puede tener validez el conocimiento racional.
A partir de este momento crea su verdadera filosofía conocida como IDEALISMO TRASCENDENTAL en el periodo conocido como crítico. Kant concluyó que únicamente nos cabe aceptar un concepto mundano de filosofía por el cual define que la filosofía es la ciencia de la relación de todos los conocimientos con los fines esenciales de la razón. Dichos fines son los siguientes: ¿Qué puedo conocer? Problema epistemológico que responde en la Crítica de la razón pura; ¿Cómo debemos actuar? Problema ético que responde en la Crítica de la razón práctica; ¿Qué me cabe esperar? Problema teológico que responde en la Crítica del juicio; y por último, ¿Qué es el hombre? Problema antropológico que sólo puede responder una vez que haya resuelto los problemas anteriores.

TIPOS DE JUICIOS

Según Kant, conocer es relacionar unos conceptos con otros y por ellos distingue entre juicios analíticos a priori y juicios sintéticos a posteriori.
Un juicio analítico a priori no añade nada al concepto de sujeto, sólo se limita a desarrollarlo (los gatos felinos). Decimos que es a priori porque son a priori de toda experiencia. Se basan en el principio de contradicción y poseen un carácter universal y necesario (porque se refieren a todos los sujetos que caen bajo dicho sujeto y no pueden tener excepción). Además no son extensivos porque no aumentan nuestro conocimiento.
Un juicio sintético a posteriori sí añade un contenido nuevo al sujeto (Manolo tiene una mesa redonda). Decimos que es sintético porque para saber la verdad de este juicio tenemos que apelar a la experiencia. Decimos que es a posteriori porque el predicado nos comunica un contenido no comprendido en la noción de sujeto. Son extensivos porque aumentan nuestro conocimiento mediante la experiencia. Es particular y contingente (porque se refiere a casos puntuales y nunca podemos estar seguros de la verdad que en él se enuncia.
En consecuencia ninguno nos sirve para la ciencia. Por ello Kant busca una clase de juicios que siendo universales y necesarios sean sintéticos a los que llamará juicios sintéticos a priori. Son sintéticos porque son extensivos y son a priori porque son universales y necesarios. Este tipo de juicios constituyen los principios de las ciencias formales, es decir, que tanto las matemáticas como la física son juicios sintéticos a priori.

LAS DISTINTAS PARTES DE LA CRÍTICA DE LA RAZÓN PURA

Además del prólogo y de la introducción, la Crítica de la razón pura se estructura en Estética trascendental y Lógica trascendental. Ésta, a su vez, se divide en dos partes: Analítica trascendental (conceptos y juicios) y Dialéctica trascendental (El razonamiento) y finaliza con la Doctrina trascendental del método.

ESTÉTICA TRASCENDENTAL

Kant denominó Estética trascendental a la doctrina de las formas a priori del conocimiento sensible. Según dicha doctrina espacio y tiempo son formas a priori de la sensibilidad, es decir, constituyen las condiciones e intuiciones puras. Son formas porque conforman, ordenan o dan sentido al contenido recibido por medio de las sensaciones. Son a priori porque constituyen condiciones anteriores y necesarias que hacen posible todas las impresiones sensibles. Son de la sensibilidad porque todos nuestros conocimientos sensibles son condicionados por ellos, si eliminamos las formas de espacio y tiempo resultan imposibles todas nuestras percepciones sensibles.
Por otra parte, decimos que son intuiciones puras, en primer lugar son intuiciones porque no son conceptos universales que se hayan formado mediante la observación previa de varios espacios o varios tiempos preexistentes, sino que, tanto el tiempo como el espacio son captados de manera directa, en sí mismos, mediante una intuición pura y a priori de toda otra percepción sensible. Son puras porque las conocemos con anterioridad a priori de toda percepción efectiva y no contienen absolutamente ninguna clase de contenido empírico.
De acuerdo con las características anteriormente indicadas, podemos señalar: la realidad empírica del espacio y el tiempo, pues, como nuestra intuición es siempre sensible, no puede darse en nuestra experiencia ningún objeto que no esté sometido a la condición del espacio y el tiempo; y su idealidad trascendental porque no son propiedades o determinaciones de las cosas en sí, sino condiciones de nuestra intuición (empírica).

ANALÍTICA TRASCENDENTAL

Comprender consiste en la síntesis del material de las impresiones en la unidad de un concepto, es decir, comprendemos cuando los datos que nos suministran nuestros sentidos pueden ser agrupados en un concepto. A este respecto, podemos decir que según Kant, el conocimiento viene a ser un matrimonio entre las impresiones y los conceptos debido a que lo conceptos sin impresiones son vacíos y las impresiones sin concepto son ciegas.
Al igual que en la Estética trascendental distinguíamos entre intuiciones puras e intuiciones empíricas, a nivel del entendimiento podemos distinguir entre conceptos puros y conceptos empíricos.
A)ANALÍTICA DE LOS CONCEPTOS
De acuerdo con el giro copernicano, Kant comienza buscando los elementos fundamentales del conocimiento científico en el entendimiento los cuales son los conceptos puros o categorías mediante los cuales resulta posible la comprensión de los objetos; dichos conceptos son dados a priori y en su búsqueda y descubrimiento le va a servir de guía el juicio debido a que juzgar es unificar y los conceptos puros o categorías serán las formas supremas de unificación. Por tanto, habrá tantos modos posibles de unificar las impresiones como modos de juzgar.
B)LA DEDUCCIÓN TRASCENDENTAL
Las categorías establecen a priori las condiciones universales de los fenómenos. En este sentido, Kant denomina deducción trascendental al proceso mediante el cual se justifica que dichas categorías constituyen las condiciones a priori de la experiencia científica, es decir, las condiciones necesarias para que los objetos puedan ser pensados. Las categorías serán las condiciones necesarias del conocimiento intelectual y toda experiencia posible ha de caer dentro del orden establecido por éstas. Dicho orden se fundamenta en la apercepción pura o trascendental (en el YO PIENSO PURO). La característica fundamental de la apercepción trascendental es su objetividad, se trata de un pensar puro, fundamentado en un Sujeto o Yo pienso puro y objetivo, y este Sujeto o Yo pienso constituye el origen de las categorías, que, en tanto que tales, permanecen vacías mientras no sean plenificadas por los datos suministrados o por la sensibilidad. En este sentido Kant denomina naturaleza al conjunto de los objetos empíricos cotegorialmente ordenados y estructurados.
Se trata de un a priori sobre otro a priori y, en último término, el a priori trascendental del Yo pienso (formas a priori de la sensibilidad, a priori de las categorías, y a priori de la apercepción trascendental o Yo pienso).
C)ANALÍTICA DE LOS PRINCIPIOS
Conocer significa aplicar las categorías a la experiencia, plenificar los conceptos. Ahora Kant tiene que subsimir la pluralidad de los datos suministrados por la intuición sensible bajo las 12 categorías. Esto lo realiza mediante el esquema trascendental según el cual pone en concordancia las categorías con los datos empíricos, plenificando aquéllos, es decir, casando los conceptos con las impresiones y dando lugar al conocimiento intelectual. Ahora bien, cuando un concepto puro se aplica a los datos empíricos nos hallamos ante un concepto empírico.
Ante esto, el mundo de los fenómenos es un aparecer de un fenómeno que es necesario, es decir, un aparecer de los fenómenos que obedece a reglas determinadas y precisas, a saber, las leyes de nuestro poder conocer.

Un pensamiento en “Kant: filosofía, tipos de juicios, crítica de la razón pura, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>